El origen y el caos

Mantubela

El viernes 9 de agosto a las 19hs se inaugura la muestra El origen y el caos de Mantubela.

El trabajo es una serie de autorretratos y performances fotográficas donde se explora el cuerpo y su representación.

La muestra estará en exposición hasta el 6 de septiembre y se puede visitar de lunes a viernes de 9:30 a 20:30.

Variaciones sobre un cuerpo. Intervenido, sujetado, manipulado, llevado a un límite, y luego a otro, sucesivamente. Una serie de performances fotográficas donde reapropiarse de la represión como expresión, de la obliteración como manifiesto. Liberar el sometimiento como recurso para someterse a la liberación. Que no tiene forma. Y que es necesariamente desnuda. Así entonces el cuerpo como materia prima y medio para una metamorfosis en curso.

Nadie sabe lo que puede un cuerpo (Spinoza)

Entre 2015 y 2017 surgen estas experimentaciones sobre lo que rebasa el cuerpo, la conciencia y los sentidos. Documentan dialécticamente una experiencia de pérdida de sí, y por ende, de encuentro y conocimiento. Materiales y objetos, arbitrarios, circundantes o recolectados, establecen siempre con el mismo cuerpo y en el mismo espacio un acto de relación, acción performática, que tiene por resultado una serie de imágenes fotográficas. La fotografía como dispositivo en sí también alude dialécticamente a eso que la rebasa, lo que no aparece en ella en tanto sólo da cuenta de un momento o instante, atisbo y testimonio, dentro un corpus de producción más extenso y móvil que tuvo lugar allí. La fotografía como acto voyeur.

El cuaderno de notas de la autora en aquellos años -que se pone a disposición en la muestra- también da cuenta de esa fragmentariedad y parcialización operada sobre lo vivido, sobre una experiencia más amplia y “excesiva “en muchos niveles. La idea de “autorretrato” implica aquí una necesaria redefinición que asuma entonces la dimensión procesual y vital del evento performático como manifestación de una etapa existencial particular, reactualización del viejo reclamo vanguardista acerca del vínculo arte-vida, que va mucho más lejos de la idea de autorrepresentación.

Y a la vez el cuerpo de uno es también, siempre, otro. El extrañamiento aparece entonces como plataforma de trabajo y apertura, disposición estética, material y potencial político. Volviendo a Spinoza: un trabajo sobre la no determinación. Estas performances llevan así inevitablemente a una reflexión u ocasión, al menos, para preguntarse, replantearse y pensar acerca de las potencias de acción del cuerpo y sobre el cuerpo. Acerca del poder, sus categorías y límites, a veces difusos. El cuerpo como figura potencial y subversiva de resistencia.

Malena Di Bastiano

Muestras Anteriores