Visitando el archivo fotográfico de Luis Poirot en Santiago

por MARIANO MÉNDEZ

La exposición Luis Poirot ¿Dónde está la fotografía? 1964-2017, una reflexión provocativa en torno a la memoria y el sentido del drama en la fotografía, le valió al artista la adjudicación del “Premio de la Crítica a la mejor exposición de fotografía del año 2017”

Durante tres años, la investigadora María de la Luz Hurtado lideró el intenso trabajo de investigación y selección, trabajando codo a codo con el artista para revelar la memoria de su Archivo Fotográfico y plasmarla en la exposición que se montó en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile. Juntos analizaron los más de cuarenta mil negativos en blanco y negro del reconocido fotógrafo chileno, que durante años se encontraban repartidos entre amigos y conocidos para que pudieran salvarse de la amenaza de destrucción por parte de la dictadura militar.

Cartel de la entrada de la exposición "Luis Poirot ¿Dónde está la fotografía? 1964-2017" en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago.

Sobre la exposición

Con imágenes producidas durante sus más de 53 años de fotógrafo, la exposición reúne retratos de personas destacadas en el ámbito social, político y cultural, así como escenas dramáticas y teatrales captadas en parques, cárceles, iglesias, fábricas y casas particulares, representando para Poirot una parte significativa de la memoria política y cultural de Chile. De allí su afán por no dejarlas morir en la inmensidad de su archivo y con el anhelo de que en algún futuro le puedan servir a investigadores e historiadores.

En la heterogeneidad de las imágenes, se destacan actores caracterizados y posando fuera del escenario, en otros contextos, como si el fotógrafo buscara una síntesis conceptual del retrato del actor y el personaje, y en oposición a ellas, evidencia algunos edificios destruidos o deteriorados por el paso del tiempo como si se tratara de escenarios, enfatizando el drama de esas construcciones.

En el montaje, se plasma el espíritu de los telones y las luces del teatro, y como acento se aprecian hojas de contacto de sus obras más reconocidas, permitiendo al visitante experimentar el intento por captar parte del proceso creativo del artista.

La exhibición se estructura en cuatro ejes: Violencia de la historia y la naturaleza, Conjuros al tiempo, Muerte y vida: entre el horror y la luz y El gran teatro del mundo.

 

Se dice de Luis

El autor “nos plantea la interrogante sobre el sentido poético de este medio, situándose  entre el dispositivo tecnológico y la memoria. Ahondar en estas materias también es para él referirse al sentido de conservar un archivo. Es decir, desde su perspectiva, la fotografía no se reduce a la captura de una imagen percibida (luz), sino a su materialidad y la imperiosa necesidad de su conservación”, explica Roberto Farriol, director del Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago (MNBA).

Según María de la Luz Hurtado, "la fotografía para este maestro es el despliegue de su subjetividad herida, acicateada por impulsos utópicos, derrotas y convicciones que acompañan su tiempo vital. La poética que funda la obra de Luis Poirot es su sentido de lo dramático afincado en su experiencia de la fragilidad de lo humano en el tiempo".

 

La opinión del autor

“La memoria de mi Archivo está solo en mi cabeza. En estos momentos estoy siendo ese hechicero de la tribu que está transmitiendo oralmente: el cuento tiene que transmitirse mientras todavía lo puedo transmitir para que sea de otros y pase a memoria colectiva”, dice Poirot para explicar su necesidad de salvar y preservar su legado.

“La mía es una tentativa patética de conservar la vida. La vida no se puede conservar, pero conservar por lo menos la memoria de ciertas cosas.”

Definiéndose como proveniente del teatro y "no de las Bellas Artes y sus recientes teorías estéticas", fundamenta que sus fotos "no requieren explicación previa o manual de instrucciones para ser vistas. Como la poesía y la música quieren simplemente abrir una ventana que te permita imaginar o recordar libremente, dirigida a los sentidos y no a la lógica paralizante.”

“La fotografía está integrada completamente a mi vida, por eso soy inevitablemente fotógrafo.”

 

Créditos de la exposición

Luis Poirot ¿Dónde está la fotografía? 1964-2017

Curadora
María de la Luz Hurtado

Diseño y realización museográfica
Philippe Blanc
María José Concha
Miguel Luis Lagos

Ampliación fotográfica
Fernanda Larraín

Asistentes

Curatoría y diseño de proyectos
David Atencio

Realización museográfica
Ainara Uriarte

Produce
Escuela de Teatro UC
Corporación Cultural CCHC

 

La exposición fue exhibida desde 22 de noviembre de 2017 hasta el 25 de febrero de 2018 en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile. Se expusieron también cuatro documentales cuya dirección audiovisual estuvo a cargo de Marcelo Porta.

Más información sobre el artista en luispoirot.com

Cuando eres fotógrafo de retratos tu archivo es un panteón porque hay en él tanta gente muerta. Me da terror no acordarme de quiénes están en la foto porque entonces los estoy sepultando definitivamente.
Hoja de contactos de Luis Poirot
ACTO FOTOGRAFICO. Te estoy mirando a ti y te estoy transformando en foto. En blanco y negro y en un pedazo de papel. Estoy llegando a la etapa final contigo. No te estoy viendo tridimensionalmente, estoy viendo cuál es el contraste de luz que hay detrás con el que hay en tu cara, cuál va a ser el encuadre, y eso, cómo se traduce en un papel. Yo te estoy viendo terminada en una hoja de papel. Cuando te miro no te estoy mirando a ti, estoy mirando tu foto. Es lo que estoy haciendo yo con mi cabeza.
Montaje en la exposición Luis Poirot ¿Dónde está la fotografía? 1964-2017
Cuadros en la exposición Luis Poirot ¿Dónde está la fotografía? 1964-2017
Cuadros en la exposición Luis Poirot ¿Dónde está la fotografía? 1964-2017
Visitante visionando documental sobre Luis Poirot
Visitantes padre e hija visionando documental sobre Luis Poirot