¿Géneros…? en el fotoperiodismo

Kaloian Santos Cabrera

Al igual que en la clasificación de las imágenes fotoperiodísticas, hablar sobre géneros dentro del fotoperiodismo puede resultar impreciso. En el presente artículo indagamos la problemática y proponemos un resumen para las categorías genéricas.

La fotografía no aparece como un ente aislado en las publicaciones periodísticas sino que es parte de un mensaje elaborado durante un complejo proceso de producción. En el momento de fabricación de los diferentes tipos de discursos, por medio de una o un conjunto de fotografías, es preciso establecer tipificaciones de contenido y forma para que cumpla sus objetivos. Es imprescindible utilizar estructuras que son establecidas convencionalmente y que toman el nombre de géneros.

Los géneros como estructuras de organización en el fotoperiodismo es un legado del propio periodismo y su evolución, esencialmente, el desarrollo de su primera manifestación: la prensa escrita. A la par del ascenso del periodismo impreso los géneros fueron desplegándose en base a etapas fundamentales que, según diversos autores, éste ha recorrido: ideológica, informativa e interpretativa.

En los años sesenta del siglo pasado irrumpió en el panorama mundial el "Nuevo Periodismo". El sentido de “nuevo” estuvo acreditado por la relación de trabajos periodísticos con técnicas que hasta ese momento eran privativas de la literatura. De esta forma la libertad de creación de los redactores aumentó y, con ella, el amasijo de categorizaciones e imbricación de géneros en el ejercicio de la profesión periodística.

Sobre la mezcla de géneros en el periodismo, el catedrático español Antonio Martín Vivaldi, en un texto de 1973, apunta:

“Metodológicamente, admitimos y reconocemos la dificultad de deslindar campos, de precisar netamente, de diferenciar un género periodístico de otro. Como en todo campo artístico -y el periodismo es también arte-, hay un entrecruce de rasgos: artículos que tienen mucho de crónicas; crónicas que son propiamente artículos y reportajes especiales que, por su tono y enfoque, rozan el campo de la crónica o del artículo”.

El peruano Juan Gargurevich, periodista y docente universitario, precisa en su libro Géneros periodísticos que no podemos establecer los géneros de manera rígida en su concepto. Son “formas que busca el periodista para expresarse, debiendo hacerlo de modo diferente, según la circunstancia de la noticia, su interés y, sobre todo, el objetivo de su publicación”.

En lo que respecta a los géneros en el fotoperiodismo, implica tener en cuenta que una imagen fotoperiodística en sí misma, produce un engranaje que adopta una forma o estructura y función predominante -informar, interpretar u opinar- que tienen las fotografías y su entorno verbal -título, texto y/o leyenda. Recordemos además que una misma fotografía o conjunto de fotografías pueden compartir a la vez varias atribuciones genéricas de acuerdo a su uso y contexto.

Sobre la perspectiva variante de los géneros en la fotografía, Lorenzo Vilches la apoya y entiende que son infinitos textos/géneros culturales: fotografía, foto de prensa, foto comercial o publicitaria, tarjeta postal, el retrato, foto de ordenador, foto militar y la holografía.

Por su parte Arbaizar y Valérie, proponen un discurso similar cuando en su texto La confusión de los géneros en la fotografía hacen categorizaciones de acuerdo a amplios sectores: la función (arte, científica, publicitaria, documental), el referente (paisaje, arquitectura, naturaleza muerta, retrato, desnudo) y las cualidades que combinan ambas distinciones (familiar, instantánea, erótica, reportaje).

En tanto el criterio de distinción del premio anual World Press Photo recae sobre la fotografía que posea excelentes cualidades visuales y sea la representación gráfica de un hecho devenido noticia de importancia mundial. Sobre este reconocimiento -el mayor del mundo en el fotoperiodismo- Doménech dicta “diferentes categorías, tipos, usos, contextos o géneros para la imagen fotoperiodística: retrato, ciencia y tecnología, arte, vida diaria, deportes y, un eufemístico, noticias y temas de actualidad, donde casi la totalidad de fotografías presentadas y premiadas pertenecen a lo que denominamos fotografía de guerra”.

No son pocos los investigadores que determinan en innumerables los géneros existentes en la fotografía. Carlos Abreu, por ejemplo, es exhaustivo en un estudio sobre primeras planas en diarios venezolanos. Para el análisis de contenido declara la existencia de diez géneros: Fotonoticia, Reportaje Fotográfico, Ensayo Fotográfico, Foto editorial, Foto mancheta, Foto parlante, Fotomontaje, Caricatura Fotográfica, Fotografía interpretativa y Género híbrido/indefinido. A su vez destaca 15 organizaciones refiriéndose a los casos en los que la foto actúa como complemento o ilustración de algún género del periodismo escrito:  Fotografía en la noticia, Fotografía en la entrevista de noticia, Fotografía en la entrevista de opinión, Fotografía en la entrevista de personalidad, Fotografía en la entrevista de personaje tipo, Fotografía en la encuesta, Fotografía en la reseña, Fotografía en el reportaje, Fotografía en el artículo, Fotografía en el editorial, Fotografía en la mancheta, Fotografía en la crónica, Fotografía en la crítica, Fotografía en la columna y Subgénero híbrido/indefinido/en llamada (Abreu, 2007).

Por otro lado, Jorge Claro León, autor de un ensayo titulado Los géneros fotoperiodísticos: Aproximaciones teóricas, advierte que el ordenamiento de géneros en el fotoperiodismo funciona como un recurso flexible y, por lo tanto, las características estructurales que definen a cada género son modificables. A fin de cuentas los géneros fotoperiodísticos nunca son homogéneos, conviven, se fusionan y se entremezclan según la finalidad comunicativa de cada autor para elaborar su propuesta visual; característica con la que en los últimos tiempos muchos autores también han dotado al Periodismo.

Claro León advierte que, a pesar de la importancia de los géneros fotoperiodísticos, la mayoría de los profesionales que interactúan con la imagen fotoperiodística no atienden a las especificidades de los géneros. Durante el proceso de producción del mensaje adecuan las imágenes a las pautas de las secciones en que está  estructurada, por lo general, la prensa escrita.

 “Esta situación se traduce de inmediato en una selección y edición gráfica confusa, perfiladas precisamente en los requerimientos diseñísticos que configuran las secciones del medio, y en la política editorial del mismo. En consecuencia, la aplicación de los géneros fotoperiodísticos pasa generalmente inadvertida. Debemos insistir: el fotoperiodismo no son los temas ni las categorías en los que se agrupan convencionalmente los diferentes fenómenos y actividades sociales, ni mucho menos son las secciones como se organizan periódicos y revistas” (Claro León, 2006).

Teniendo en cuenta la mirada de varios autores podemos resumir algunas categorías de géneros fotoperiodísticos más comunes:

PROPÓSITO INFORMATIVO. Los tipos de discurso predominantes son: exposición, descripción y narración. En este rubro consideramos los siguientes géneros:

Fotonoticia. Se refiere a una o varias fotografías periodísticas que dan a conocer oportuna y sintéticamente un acontecimiento noticiosos relevante en el momento de su desenlace o clímax informativo. Los tipos de discurso preponderantes son el expositivo y el descriptivo.

Fotorreportaje corto. Aunque este género es eminentemente narrativo en su discurso simbólico, se entremezclan dicha forma narrativa y la descriptiva para relatar progresivamente (con fotografías periodísticas significativas) la complejidad de los fenómenos sociales de actualidad vinculados a la información diaria. El foto-reportaje corto requiere de una planeación mínima. El tiempo de entrega es casi inmediato y se desarrolla en conjuntos de 4 a 10 fotografías aproximadamente.

PROPÓSITO DE OPINIÓN. El tipo de discurso predominante es la narración. Aunque puede contener las formas de exposición y descripción. En este rubro incluimos los siguientes géneros:

Fotorreportaje profundo (gran reportaje). En este género prevalece el tipo de discurso narrativo amalgamado principalmente a las formas descriptiva y expositiva. Se caracteriza por el tratamiento abiertamente interpretativo asumido por parte del fotoperiodista. El uso de este género precisa de una investigación exhaustiva y de una planeación previas para abordar de manera crítica, detallada y en profundidad asuntos y/o problemas no necesariamente informativos sino de tipo estructural: antropológicos, sociológicos, económicos, culturales, ambientales, etc. El número de fotografías requeridas es regularmente amplio y depende de las necesidades discursivas de cada fotoperiodista.

Ensayo fotoperiodístico. Es el género fotoperiodístico más complejo. Exige experiencia y madurez al fotoperiodista para formular una narración visual no necesariamente secuencial o lineal. Posibilita la libertad expresiva y personal del autor para tratar reflexivamente cualquier temática de interés general, sea o no de actualidad informativa. Dicha flexibilidad genérica permite al fotoperiodista desarrollar su modo particular de interpretar la realidad social y admite la inclusión de otros géneros fotoperiodísticos en el armado de la propuesta visual, así como el empleo de las formas discursivas descriptiva y expositiva. Las fotografías que integran el ensayo fotoperiodístico interactúan entre sí y constituyen unidades discursivas simbólicas integrales que contribuyen a la comprensión general del tema tratado. De esta manera, cada fotografía que conforma el ensayo podrá leerse como un texto visual autónomo. Requiere de una planeación razonada y el número de fotografías utilizadas es variable.

 

Por último, existen dos géneros híbridos que estarían integrados por uno o varios tipos discursivos:

Retrato fotoperiodístico. Se dirige al reconocimiento de los rasgos físicos y psíquicos distintivos de uno o varios individuos (inclusive grupos), que por alguna causa desempeñan un papel protagónico o noticioso relacionado a un evento de interés general. Puede enfatizar alguna peculiaridad de los personajes fotografiados o bien hacer hincapié en la atmósfera simbólica y/o contexto social que los rodea. Los retratos fotoperiodísticos se realizan bajo dos vertientes: en el instante que ocurren los hechos que involucran a los personajes (retrato en vivo) y los que se planean con el consentimiento expreso de los mismos (demanda información previa suficiente sobre el personaje a fotografiar). No sólo los individuos prominentes tienen cabida en el retrato fotoperiodístico, se contemplan también a personas comunes que por alguna característica singular se estiman periodísticamente relevantes. Los tipos de discurso más evidentes son el expositivo y el descriptivo.

Columna fotoperiodística. Es el género menos conocido y ejercido en el periodismo impreso. Exige la comprensión y confianza de los directivos de una institución periodística con un perfil editorial vanguardista que favorezca su implementación y continuidad. La forma como se presenta en los medios impresos es similar a la columna periodística escrita en cuanto a las siguientes características: nombre o título propio elegido por el fotoperiodista, crédito autoral invariable, diseño y tipografía distintivas, lugar y espacio fijos en el medio impreso (misma página o sección) y, por último, una aparición periódica inamovible. Este género muestra indefectiblemente la visión personal del fotoperiodista, experimentado para organizar con toda libertad los contenidos simbólicos del mismo. Éstos se diseñan conforme a una temática especializada (política, cultura, asuntos de interés general, etc.) o de acuerdo al tratamiento de asuntos múltiples. El propósito periodístico del columnista fluctúa entre la información y la interpretación explícita, situación que genera el uso indiscriminado de los diferentes tipos discursivos del lenguaje. Debido a que el espacio dedicado a la columna fotoperiodística es limitado se exhibe regularmente una sola fotografía.

 

Kaloian Santos Cabrera en el Blog de NOVA
Fotogramas en torno a una teoría del fotoperiodismo - Parte I
Enfoques: Entrevista a J.Menajovsky ¿Cómo entender el fotoperiodismo?
 

René Burri
Clarín
Eugene Smith
Life
Robert Capa